Arqueología
Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Skip Navigation Linksdefault

Arqueología

 
Arqueología
Pectoral muisca (Detalle)
Código: 38-I-817
Nombre geográfico: Machetá, Departamento de Cundinamarca
Cronología relativa:Material: Oro de 18 kilates
Dimensiones: 19.5 x 18.5 x ? cm. 400 gr

 

 
 
Formación de las colecciones


Cerca de 10.000 piezas que se empezaron a coleccionar como "curiosidades" en el siglo XVIII, como "antigüedades" en el siglo XIX y como resultado de la investigación sistemática a partir de las primeras décadas del siglo XX, constituyen la colección arqueológica conservada por el Instituto Colombiano de Antropología (Ican) en el Museo Nacional de Colombia.

Al fundarse el Museo Nacional en el año de 1823, "grandes huesos de animales desconocidos" y "una momia encontrada cerca de Tunja" formaban parte de la colección. Posteriormente, durante la segunda mitad del siglo XIX se empezaron a producir importantes estudios sobre las "antigüedades de los indios" y en esa medida se fueron recolectando objetos de las culturas Muisca, Quimbaya y San Agustín.

A comienzos del siglo XX se produjeron las primeras investigaciones netamente arqueológicas dentro de las cuales se encontraban las excavaciones realizadas por Konrad Theodor Preuss en San Agustín (1913-1914); Alden Mason en Pueblito y otras zonas tairona (1922-1923); Carlos Cuervo y Gerardo Arrubla en Sogamoso (1924). Piezas importantes que eran exhibidas al público fueron producto de dichas excavaciones.

Con la creación del Servicio Arqueológico Nacional -fundado en 1938 por Gregorio Hernández de Alba- y del Instituto Etnológico Nacional -fundado en 1941 por Paul Rivet-, la arqueología en Colombia se estableció de manera definitiva y dentro de la cátedra se promovieron diversas expediciones con el fin de describir las áreas arqueológicas del país. En este contexto, Gregorio Hernández de Alba destacó la idea de considerar los objetos como documentos reveladores de la cultura de sus artífices y con ello impulsó un nuevo concepto en materia de museo arqueológico.
Hacia 1950 excavaciones estratigráficas, informes de campo y datación a través del método del Carbono 14, proporcionaron datos más confiables sobre las diferentes áreas culturales del país. Fue dentro de este ámbito que procesos tan importantes como la sedentarización, el surgimiento de la agricultura y la cerámica pudieron ser debidamente registrados.

En la década del sesenta, los estudios se concentraron en las excavaciones de los primeros pobladores del territorio colombiano, bajo la dirección de Gonzalo Correal y Thomas van der Hammen, entre otros. Numerosos objetos fruto de estas investigaciones, tales como instrumentos líticos y restos óseos que datan del 10.500 al 9.000 a.C., se integraron a la colección.
Durante los últimos años se ha hecho énfasis en la investigación de condiciones ambientales con importantes resultados acerca de los suelos, polen y restos óseos, contribuyendo a esclarecer aún más el panorama del pasado prehispánico. Por tanto, patrones demográficos y de poblamiento, estrategias de producción, de intercambio y de consumo, se han podido establecer de manera acertada.

Las más recientes investigaciones en la zona norte y en la Amazonía colombiana han puesto al descubierto la gran antigüedad de los desarrollos regionales, a través de vestigios de aldeas muy tempranas de agricultores y de grupos de cazadores-recolectores. Es así como se han podido registrar procesos de importancia capital como la domesticación de plantas y el surgimiento de la cerámica.

Por lo expuesto anteriormente estas colecciones, además de ser testigos de la historia de las sociedades prehispánicas, son testimonio de la conformación de la antropología como disciplina en Colombia.


La División de Arqueología y Patrimonio del Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) enriquece las colecciones a través de las investigaciones que realiza en el país.
En la actualidad, las colecciones arqueológicas reúnen piezas representativas de los distintos períodos de poblamiento del territorio colombiano que van desde los grupos cazadores-recolectores -hace aproximadamente 12.000 años- hasta las sociedades complejas que existían a la llegada de los españoles. Para su clasificación e investigación, estas colecciones se han dividido en piezas cerámicas, líticas, óseas, orfebres y textiles.

La totalidad de la colección arqueológica se encuentra registrada y catalogada en programa ISIS, el cual permite agilizar búsquedas, consultas y contribuir a su permanente investigación. Por otro parte, el Instituto Colombiano de Antropología e Historia (ICANH) adelanta el proyecto de incorporar la información sistematizada a una Red de Arqueología Nacional que permitirá una consulta abierta para estudiantes, investigadores y personas interesadas en estas colecciones.


Última actualización:

Asociación de Amigos del Museo Nacional


Apoye los programas y proyectos del Museo Nacional y reciba beneficios como invitaciones especiales y descuentos.

Programación Cultural


Exposiciones temporales, conciertos, conversatorios, visitas guiadas, actividades educativas y más.

© 2017 Todos los derechos reservados.